Restaurante de producto, donde vas a comer muy bien sin llevarte ninguna (desagradable) sorpresa. Su éxito se basa en la apuesta por el producto, escogido con esmero de los mejores mercados y directamente de proveedores selectos, muy frescos, trabajados y presentados de forma tradicional sin alardes innecesarios. Son expertos en platos de cuchara, algunos con un twist para elevarlos, y en grandes elaboraciones de la cocina vasca. Si eres carnívoro/a cuentan con carnes de vaca rubia gallega muy top (a la brasa), así como otras delicias irresistibles como los pimientos de Lodosa. De su carta ya se han hecho muy reconocido su Atún Rojo al estilo Mariuca, el plato estrella de la casa, pero hay otras recomendaciones que no puedes dejar pasar como sus alcachofas confitadas con jamón, la ensaladilla de pulpo, los huevos rotos o la gamba roja. Hay opciones para todos los gustos y bolsillos